Banner

 

Abastecimiento energético

Debido al clima en Lanzarote no hace falta sistema de calefacción. Una industria prácticamente inexistente. Por la desalación y el turismo, el consumo de petróleo aumentó en los últimos 20 años, quince veces el valor habitual. El consumo por cabeza todavía no llega al de los Estados Unidos, pero durante años sobrepasa el de Alemania. La isla dependiente de la importación del petróleo inferior al 95 por ciento.

Sólo el 5 por ciento de su energía está cubierta de fuentes alternativas por lo cual se usa energía solar en pequeña escala para el agua domestica. Para la generación eléctrica en Lanzarote serían necesarios de unos dos millones de metros cuadrados de células solares. Además, asciende a los costes de fabricación de energía solar diez a veinte veces mas comparado con la producción convencional.

En una isla volcánica, también es obvio pensar sobre una central eléctrica geotérmica por el proceso de "Hot-dry-rock", tanto más, cuando cerca de la superficie geotérmica en un cuerpo de magma cerrado en 10 metros de profundidad ya asciende a 600 °C. Las temperaturas no han enfriado desde las erupciones de 1730 por la reposición de magma desde las profundidades. Debido a que la región de energía geotérmica se encuentra en el Parque Nacional de Timanfaya, los Lanzaroteños han renunciado a utilizar.

1993 en Los Valles se terminó el parque eólico con 48 aerogeneradores que generan más o menos 11.000.000 kWh y, por tanto, los cubren aproximadamente una tercera de la energía para la desalación.